¡Aprende más sobre este increíble tratamiento!

 Ahora, en temporada de invierno, estamos en la época del año ideal para realizar el tratamiento de depilación láser, por lo que hoy queremos aclarar dudas y desmentir falsos mitos acerca de este maravilloso tratamiento.

 

¿Cómo funciona?

Primero hay que explicar que la fotodepilación funciona generando calor a través de una luz generalmente monocromática a cierta velocidad. Este calor causa en nuestra piel la eliminación definitiva del vello ¿Cómo? la luz viaja a través del pelo, haciendo de este un conductor hasta llegar a nuestro folículo piloso que es donde actúa, eliminándolo.

Por otra parte, esta luz capta la melanina, que es la causante de nuestro tono de piel y pelo; cuanta más melanina haya en el pelo, mayor efectividad tendrá el tratamiento.

¿Funciona en todo tipo de pieles y vello?

Frecuentemente nos preguntan si teniendo la piel morena el tratamiento es efectivo. La respuesta es sí, pero se necesitará menos velocidad de luz y más sesiones.

Esto es así porque, al haber tanta presencia de melalina tanto en la piel como en el pelo, la luz no distingue entre ambas partes. Es por esto que el tratamiento de pieles Fototipo IV y V tiene que realizarse de forma distinta, y siempre acompañado del asesoramiento de un profesional.

Las pieles blancas con vello oscuro son las ideales porque la luz solo captará la melanina del pelo, por lo que serán necesarias menos sesiones.

También nos preguntan habitualmente si es posible quitar el pelo blanco o muy rubio. En estos casos, no es efectivo realizar el tratamiento, ya que la luz no percibirá este tono tan claro. Para que sea efectivo, es necesario que el pelo tenga al menos un color castaño claro.

¿Duele?

La depilación láser no tiene por que se dolorosa. Nuestras máquinas están equipadas con un sistema de refrigeración en el cabezal de hasta -4° para contrarrestar la sensación de calor.

¿Cuantas sesiones necesitaré?

Para determinar el número de sesiones es necesario hacer una evaluación previa personalizada, ya que depende del groso del pelo, y color del pelo y de la piel. El número mínimo de sesiones es 6.

¿Puedo hacerlo en verano?

¡Sí! Las nuevas tecnologías lo permiten siempre y cuando se  tomen las precauciones adecuadas. Es necesario tener en cuenta que la piel esta bronceada y su melanina está alterada, por lo que en las zonas del cuerpo más expuestas al sol (zonas faciales, piernas, pecho, espalda) se deben respetar un mínimo de 5 días antes y después de la sesión sin una exposición solar directa.

¿Me puedo hacer cera entre sesiones?

¡No! Con nuestro tratamiento solo podrás depilarte con cuchilla entre las sesiones, la cera es contraproducente para el efecto del láser.

¿Cómo ocurre la caída del pelo?

Pasada la sesión, después de 3 o 4 semanas comienza la caída del pelo (es normal que la pérdida sea irregular). Teniendo en cuenta estos ciclos, recomendamos que la frecuencia de las sesiones sea entre 45 y 60 días para dar lugar a que el vello que no ha sido eliminado aún vuelva a salir.

¿Y una vez acabadas las sesiones, qué debo hacer?

Puede quedar un vello muy fino en alguna zona, llamado vello residual. Según el resultado obtenido, se recomiendan realizar algunas sesiones extra a modo de repaso cada 6 meses o una sesión anual.

¡Importante!

Es muy importante tener en cuenta que la depilación del vello facial (el hormonal, concentrado en la zona de la barbilla, labio superior e inferior), si se realiza con cera o pinzas tiende a multiplicarse un 200%, ya que estos métodos estimulan el folículo piloso; donde arrancamos uno, crecen más.

Este vello es difícil de erradicar pero puede atenuarse con el láser, que hará que no se produzca el efecto “barba”. ¡Otro beneficio de este maravilloso tratamiento!

¡Eso es todo de momento, esperamos que te haya resultado útil! No dudes en consultar en nuestras centros para recibir la ayuda de un profesional.

¡Hasta el próximo post!